Biografía Audentes fortuna iuvat
Oscar M. Prieto

Oscar M. Prieto nació un 14 de septiembre en Benavides de Órbigo, León. Lejos de ser un dato indiferente, el autor siempre ha reclamado lo decisivo de tal fecha ya que se trata del Dia del Cristo, fiesta de su pueblo y también el día en que nació D. Francisco de Quevedo. Una vez completadas las enseñanzas primaria y secundaria en distintos centros de la provincia de León, se traslada a Madrid para iniciar los estudios de Ingeniería Superior de Minas en la Universidad Politécnica de Madrid (nunca han estado claros los motivos de tan sorprendente decisión). Pocos meses pasará en esta Escuela y tras una temporada en Londres decide iniciar los estudios de Filosofía, que comienza y finaliza en la Universidad Complutense de Madrid, donde se licencia. Decepcionado por la renuncia acomplejada de la academia a la Metafísica y por el grado de postración al que someten la Filosofía ante la Ciencia, opta por matricularse de Doctorado en la Facultad de Derecho, de la Universidad Complutense, en concreto en el Departamento de Filosofía del Derecho, Moral y Política.

biopic

Una vez completados los cursos de doctorado y, al parecer, animado por motivos no del todo ortodoxos, comienza, en la misma Facultad los estudios de la Licenciatura de Derecho, que finaliza cinco años después. En la actualidad, cursa con su hermano Guillermo, el Grado en Geografía e Historia en la UNED. Al mismo tiempo que parte de esto sucedía, una vez licenciado en Filosofía, entra como profesor en la Universidad Rey Juan Carlos, impartiendo lecciones de Filosofía Política y Filosofía del Derecho. "Aprendo mucho cuando te leo y también me río mucho y, a veces, siento como si algo me abriera la cabeza en dos, como una sandía, y ya no puedo volver atrás y ser el mismo que era antes de leerte, porque me metes ideas que me cambian, me transforman, como la luna llena transforma al hombrelobo"

A día de hoy, trabaja en el área de Relaciones Internacionales de la misma Universidad, actividad que compagina, con la ayuda de su padre, con iniciarse en los misterios de cultivar y ver crecer un huerto.

No podemos olvidar, por la significación que ha tenido en su formación personal y humana, su estancia en el Colegio Mayor Antonio de Nebrija, durante el mayor tiempo de esta larga etapa universitaria, circunstancia esta que, como él mismo ha manifestado en más de una ocasión, le ha marcado del mejor de los modos para toda su vida.

No se le conocen antecedentes penales, pero esto es sin duda debido a que el pensamiento no delinque.

Obras

Aunque practica, con vocación deportiva, las disciplinas del relato, el blog y el artículo, su quehacer literario se sustancia fundamentalmente en la novela, de lo que dan prueba las siguientes:

Berlín Vintage

Su última novela, editada por Tropo Editores, seleccionada para el Prix LivreEuropeé 2015 patrocinado por el Parlamento Europeo y recogida por la Enciclopedia Británica como una de las novelas destacadas en la Literatura española del año 2014. Novela inteligente y compleja, en la que se recoge lo que Ugidos ha dado en llamar “el universo oscariano”. En la que al placer del texto, provocado por un estilo insobornable, se le suma el rico tapiz resultado de las cuatro tramas que en ella se entrelazan.

De ella Julio Llamazares ha escrito: “Hay más ideas en una página de esta novela que en muchas de las novelas que se publican continuamente hoy. Y hay más aliento poético en su escritura que en la mayoría de los libros de poesía que se publican continuamente también. […]Porque – vaya esto por delante – la maravilla de esta novela está en su engañosa sustancia, en el humor que destila y en su profundidad real, en su apariencia de ligereza y en las continuas minas de pensamiento, algo así como filosóficas trampas lingüísticas que explotan al paso de nuestros ojos por las palabras y que iluminan el escenario de la novela a la vez que producen en nuestro ánimo continuas conmociones y sorpresas.

Palabras de carne y hueso

Ganadora del Primer Premio del Certamen de Novela Corta de la Obra Cultural de Caja Madrid (1995). Este debut editorial, “esta marcado por un estilo sencillo y conciso, aunque su pasión por la poesía se deja notar en muchas líneas. Palabras de Carne y Hueso narra una historia fácil de seguir, incluso a través de los fascinantes saltos espacio-temporales. Con dos protagonistas, abuelo y nieto, Oscar consigue crear un universo amplio, aunque intimista, situando la acción (en forma de secuencias, de instantáneas, de escenas fotográficas) en su pueblo, Benavides de Órbigo, en Barcelona durante la Guerra Civil española y en París. "Aunque la pequeña (en extensión) novela con la que se presenta este jovencísimo escritor leonés puede parecer dulce y apacible, lo cierto es que contiene escenas de gran dramatismo, teniendo una segunda lectura e interpretación mucho más fuerte y comprometida” (Carlos Del Riego, La Crónica 16, 20/07/1995).

El tercer sacramento

Editada por la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid (1999), cuenta la historia de un hombre capaz de luchar por aquello que siente, a pesar de ser consciente de las dificultad de conseguirlo o, tal vez, precisamente por ello. Un canto al amor o al desamor, el de un hombre enamorado de una mujer a la que no conoce, de un hombre terriblemente influenciado por la literatura de amores cortesanos que quiere vivir un amor igual al de sus héroes literarios. Un hombre con una vida monótona y rutinaria que es capaz de elevarse por encima de las circunstancias ambientales y de transformarla y dotarse a sí mismo de una vida nueva gracias a un amor ideal, que a fuerza de querer, se vuelve real. Jacinto, el protagonista, es un pobre hombre, pero con el valor y el coraje suficiente para recrear la realidad tal y como él la desea. Huye de la mediocridad que le rodea para crear el amor más sublime y más perfecto. Una novela en la que se reivindica el valor del amor y de la imaginación por sus efectos taumatúrgicos en la vida de una persona. Todo ello narrado con un necesario sentido del humor.

Las horas se ríen de mí

Editada por Efecto Violeta (2009). Tras años de silencio, Las Horas se ríen de mí, supone una obra de hito, fronteriza. La novela habita en dos espacios. Un Madrid callejero y nocturno, con sorpresas en cualquier esquina y extraordinariamente vivo. Y la tranquilidad y el silencio de los caminos solitarios y conocidos de un pueblo de León. “Toda novela trata del tiempo, pero, en esta, el tiempo es además, el protagonista y, también, el motor de la escritura. Los personajes, lo que se cuenta, la motivación final de la narración, no son más que coartadas para reflexionar sobre el gran enigma que pende sobre nosotros y que no es otro que el de la naturaleza de esa sustancia tan fugaz como inaprensible que da sentido y valor, a la vez que se los quita, a nuestra existencia. De ahí, el viaje, el río que nunca vuelve, las historias que se diluyen en el momento de ser contadas, como los icebergs o el sueño, en este reloj blando y transparente que constituye Las Horas se Ríen de Mí” Julio Llamazares.

“Esta novela, sin pretenderlo, parece una enciclopedia de todo el saber humano: hay lecciones de etología de los gatos, del arte de la pesca fluvial, estampas múltiples de la mitología clásica, cuentos infantiles, apuntes sobre la nomenclatura de los indios lakota, el libro IV de al Física de Aristóteles, las teorías de la libertad de un oscuro sabio judío, la metafísica sensorialista del obispo de Berkeley o la Gente Pequeña de las tribus de Ghana. Hay también un centón de referencias a la física cuántica y al segundo principio de la termodinámica. Nada de esto es caprichoso o digresivo, todo viene a cuento. Cada palabra es la justa, cada emoción la precisa. Esa es la verdadera moral del escritor: prescindir de los sentimientos innecesarios y buscar la palabra precisa.

Las horas se ríen de mí, trenza dos historias, la de María del Cristo y su abuelo y la historia universal del mundo, porque todo lo que le pasa a la protagonista se entiende y se explica como un eco en ella de todo lo que el mundo contiene de poesía, de tragedia y de misterio. El mundo de Oscar M. Prieto, su universo literario, es eso: poesía y tragedia; misterio y esperanza bordados sobre el cañamazo del tiempo”. Gonzalo Ugidos.

“Las horas se ríen de mi es una novela facturada con una elegante, culta y melancólica pluma que exige mascarla con mimo. Late en ella una conclusión: El tiempo llega y se va... sin darnos tiempo. En este morir y renacer de las horas y los días ha tejido Oscar M. Prieto un cesto de mimbre y no de cueros para que la luz se cuele en él y se escape sin dejar apresarse el agua del tiempo, para que vuelva al río, que es el padre de Parménides y de todos los demás” Pedro García Trapiello. Porque esta novela, también, tiene un río.

Love is a game

Editada por Inéditor (2010). Una novela excesiva. Excesiva es su trama y excesivo su planteamiento. También el lenguaje y los escenarios, como excesivos son todos sus personajes. Entre ellos: Oscar Palmer, Banksy, Alfred Jarry, Julie Mehretu, Pipilotti o el genial Henri Michaux, el Señor del Matadero. Sin duda creeremos a su autor cuando confiesa, con sonrisa franca, que se divirtió excesivamente escribiéndola. En palabras de Reyes Muñoz, editora de la Revista Experpento: “En un mundo ideal, Love is a game sería el libro del que todo el mundo estaría hablando”. En que se trata de una novela especial y única coinciden muchas voces, como la de Emilio Blanco – catedrático de Literatura- o la de Simón Viola –catedrático de Literatura-. Leamos algunas de las palabras que este último le dedica: “es una narración singular que se mueve con agilidad entre varios géneros… De un lado, nos encontramos ante una novela de anticipación que erige como escenario de la trama una ciudad del futuro que, paradójicamente, conserva aún cierta arquitectura del pasado como barrios chinos o una catedral amenazada por el mal de la piedra. Las primeras páginas nos sumergen, así, en un futuro remoto e indeterminado en el que el comercio ilegal de órganos con su estela de mafias, turismo de trasplantes y persecución policial ha sido superado por la manipulación genética de animales idóneos para la “donación”, en que la caza es castigada con la extirpación del lóbulo frontal de los delincuentes, en el que “los grillos se extinguieron hace tiempo”… Escrita con una prosa eficaz y con frecuencia brillante, Love is a game es una novela que mantiene con la literatura de ciencia ficción una relación de reconocimiento y con el género negro un nexo lejano e irónico que, sin embargo le sirve al autor para hilvanar la narración y ordenarla hacia un desenlace imprevisto, una obra que se nutre de numerosas manifestaciones de la cultura pop pero las trasciende transmitiendo la impresión de haber logrado todos sus propósitos”: (http://blogs.hoy.es/notas-al-margen/2011/3/26/love-is-game/#comments)

Love is a game es la primera obra de Oscar M. Prieto que ha sido traducida a otro idioma, en concreto al italiano, siendo publicada por Iacobelli Editore (Roma, 2012). Quizás, quien mejor haya comprendido su sentido sea el periodista Stefano Gallerani y así lo expresa en diario romano Il Manifesto: “Lo primero que hay que decir sobre Love is a game es que es tan cautivadora que llega a irritar. Si nos dejamos llevar por una prosa que a tramos tiene el ritmo imprevisto e improvisado de una jam-session y a tramos la lentitud fascinante de una orilla; si nos dejamos llevar, en resumen, de la mano de un narrador empático y hundió hasta el cuello en una trama surrealista y patafísica ambientada en un presente/futuro indefinido, no se puede menos que admirar lo no convencional y la diversión que esta insólita novela provoca en el lector, dejando que sus personajes se estrellen como siluetas en el fondo nítido de sus páginas”.

Columnista

Ha desarrollado su pasión por el artículo de opinión en distintos medios de comunicación, entre los que destacan: El Diario de León, El Cotidiano y La Nueva Crónica, periódico en el que todos los miércoles escribe su columna.

Todos los derechos reservados:© Textos: Oscar M. Prieto. © Fotos: Rafael R. Palacio.